Entendemos a la inversión social como el uso responsable, proactivo y estratégico de los recursos privados, cuyo retorno esperado es el bienestar de la comunidad y su desarrollo en el largo plazo. 

 

Buscamos mejorar de forma sustentable la calidad de vida de la comunidad mediante iniciativas en todo el país que instalen capacidades aportando al progreso individual y colectivo. 

 

Es así que nuestra estrategia de inversión social se basa en tres ejes esenciales de trabajo con la comunidad: Educación, haciendo foco en la Educación Superior y Educación Financiera; Promoción Laboral, expandiendo las oportunidades para emprender e innovar, a través de capacitación a emprendedores y Pymes; y Salud, contribuyendo con el bienestar físico y social de la comunidad, mediante la capacitación en prevención de la desnutrición infantil y mejoras en hospitales y centros de salud. Consideramos a estas temáticas como pilares claves para la inclusión social y la construcción de una sociedad con equidad. 

 

Complementariamente, impulsamos el cuidado y la restauración del patrimonio histórico; y el apoyo a Organizaciones Sociales que promueven el fortalecimiento institucional y el diálogo entre la Sociedad Civil y los distintos actores que conforman la comunidad. 

 

En todos los casos trabajamos junto a Organizaciones de la Sociedad Civil que realizan el trabajo de campo, aportando especialidad y profesionalismo.


De esta forma, definimos tres metodologías de trabajo con la comunidad:

  • Programas Insignia: Son aquellos creados por el Banco e implementados conjuntamente con el apoyo de especiaistas y Organizaciones de la Sociedad Civil. 
     
  • Alianzas estratégicas: Son los acompañamientos en carácter de alianza con distintas Organizaciones Sociales en programas de su propia iniciativa que se encuentren alineados a nuestros ejes de intervención social.
     
  • Apoyos institucionales a OSCs: Son los aportes puntuales a diferentes entidades para ayudaras a fortalecer sus iniciáticas en marcha.